Cuando te das cuenta de que las pequeñas cosas son en realidad las más grandes…

Actualmente vivimos en una sociedad en la que parece que el que más tiene, es más feliz… Quien tiene un buen coche, vive en una buena casa y viste una buena ropa parece que lo tienen todo hecho y que su felicidad es plena…

Yo soy una persona que siempre he sido totalmente contraria a esta forma de encontrar la felicidad, a encontrarla a base de materialismos y la verdad, la sociedad ha creado una falsa creencia de tal manera que parece que las cosas materiales son las que realmente tienen valor…

Desde siempre, yo he sabido que las verdaderas cosas que nos hacen felices son las pequeñas cosas, los pequeños detalles… O el encontrar la felicidad en cosas simples del día a día que vistas de otro modo te hagan sacar de ti una sonrisa.

Muchas veces nos obcecamos en la consecución de proyectos difíciles, casi imposibles (digo “casi” porque soy de las que piensan que en la vida no hay nada imposible) y no me refiero a proyectos laborales y proyectos en el sentido de conseguir algo material a la fuerza de trabajar duro; me refiero a proyectos en el sentido de hacer todo lo posible por ir a un sitio, por caerle bien a alguien o por conseguir el “amor” de alguien jejeje (esto es medio broma, pero para lo que pretendo explicar me sirve de muy buen ejemplo) ¿por qué pasarlo mal en conseguir algo muy difícil cuando se puede disfrutar de las pequeñas cosas del camino? Para poder responder a esta pregunta y en consecuencia, llevarla a la práctica, debemos tener muy claro que en la vida no se puede tener todo lo que uno quiere… Cuando somos conscientes de que no podemos tener todo lo que queremos y que por lo tanto nos va a ser difícil encontrar la felicidad de ese modo es cuando empiezas a ver las cosas de otra manera

No se puede pretender cambiar la forma de ser de una persona, ¿por qué no disfrutar de los pequeños ratos que podemos pasar con esa persona sin el pensamiento de cambiarla? Qué no tienes dinero para tomarte una copa en un día de fiesta, ¿por qué no te tomas un refresco que es más barato y te limitas a disfrutar de la compañía de con quién te la tomas? Vas camino del trabajo y las escaleras mecánicas están paradas, te enfadas ¿por qué no lanzar una sonrisa al aire y pensar que un poquito de ejercicio no viene mal en vez de malhumorarte? Todo se basa en intentar ver las cosas malas y las cosas que supuestamente nos hacen “infelices” desde otro punto de vista. Cuando empiezas a sonreirle a los problemas, a las adversidades, a las cosas que te gustaría que fuesen de una manera y en realidad son de otra es cuando realmente te das cuenta de que no podemos estar siempre tristes y renegando porque las cosas no son como nosotros queremos… Empiezas a disfrutar con pequeños detalles, pequeños gestos que siempre han estado ahí pero nunca has sabido sacarle su lado bueno. Disfrutas más los momentos que te regala la vida… disfrutas viendo la cara de alegría y las carcajadas de una amiga por un comentario tonto; disfrutas al ver 10 minutos a una amiga que hacía años que no veías y te das cuenta de que, a pesar de los años, nada ha cambiado; disfrutas de una tarde de cañas inesperada sin tener preocupaciones; disfrutas de una conversación espontánea y te sientes a gusto por poder hablar con personas con las que nunca antes habías hablado; disfrutas del viaje en transporte público que todos los días tienes que recorrer porque lo ves más como un ratito de relax al día en el que poder leer o reflexionar como estoy haciendo yo al escribir este post…

Hace unos meses que yo he empezado adoptar esta filosofía y, siendo sincera, se está mejor con uno mismo. Ves los problemas y la vida desde otra perspectiva. Estás de mejor humor, tanto que la gente se da cuenta porque te lo dice… Creo que en la vida hay demasiadas cosas que si merecen la pena nuestra preocupación por lo tanto… ¿por qué preocuparnos por cosas insignificantes cuando se pueden ver las cosas de otro modo?

Anuncios

2 comentarios en “Cuando te das cuenta de que las pequeñas cosas son en realidad las más grandes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s