La Pirámide de Maslow y la crisis actual

El otro día en una clase de Dirección Comercial, estuvimos ahondando un poco más en la llamada Pirámide de Maslow, la cuál ya había visto de pasada en alguna otra asignatura a lo largo de la carrera.

Las necesidades que tienen las personas, los consumidores, están derivadas de dos tipos de motivaciones: las motivaciones primarias y las secundarias. Las motivaciones primarias son innatas y tienen su origen en el instinto de supervivencia del ser humano. Las motivaciones secundarias impulsan al individuo a adoptar un comportamiento ante el consumo, acorde a su estilo de vida y dependiendo de unos valores, creencias, sentimientos…

Maslow lo que hace es jerarquizar las necesidades según su orden de prioridad, distinguiendo cinco niveles y dos clases:

  • Físicas
    1. Fisiológicas: comer, beber, etc.
    2. Seguridad: abrigo, vivienda, salud, etc.
  • Sociales
    1. Pertenecenencia: necesidades que se tienen por la relación con los grupos de convivencia y referencia.
    2. Estimación: prestigio, ser valorado/a por los demás…
  • Del yo
    1. Autorrealización: conocer, entender, sistematizar, organizar y construir un sistema de valores.
    2. Ansía de saber: conocer y entenderlo todo.

Hace unos años, cuando todavía no estábamos sumergidos en la crisis que hoy día nos afecta, las necesidades fisiológicas y de seguridad que presenta Maslow las dábamos como básicas y no nos preocupábamos por ellas ya que era algo que todo el mundo daba por hecho. ¿Quién no tendría para comer? ó ¿Quién no tendría asegurado un empleo o un lugar de abrigo? Nos preocupábamos más por las necesidades de pertenencia o afiliación y poníamos todo nuestro ímpetu en ganarnos el respeto, forjarnos una carrera de éxito, afianzar las amistades… Con la llegada de la crisis, hemos vuelto a preocuparnos esencialmente por las necesidades primarias, por esas que necesitamos tener satisfechas para garantizar nuestra integridad como seres humanos. Ahora, antes que preocuparnos por caer bien a una persona o grupo de personas, luchamos por nuestra integridad, por nuestras necesidades básicas de alimentación, de abrigo, empleo, hogar…

Es decir, el recorrido que hacemos a lo largo de la vida por la Pirámide de Maslow depende, en primer lugar de la situación de cada uno; y en segundo lugar de las circunstancias socio-económicas que se estén dando en nuestro entorno en un momento concreto.

Anuncios

Un comentario en “La Pirámide de Maslow y la crisis actual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s