Summertime!

summertimeExisten momentos a lo largo del año en los que de verdad te das cuenta cómo a cambiado tu forma de verlos a lo largo del tiempo. En esta ocasión, me refiero sin duda al verano, o a lo que viene a ser lo mismo: las vacaciones de verano.

Reflexionando sobre este tema me he encontrado hace un rato y me he visto en la necesidad de plasmar aquí lo que pienso de ello, mi visión de lo que era antes para mi el verano, lo que ha sido hasta hace un par de años y lo que realmente es ahora.

Hasta que cumplimos los 16-18 años, vemos el verano asociado a las vacaciones de verano: terminas el colegio o el instituto en junio y automáticamente estas casi tres meses de vacaciones disfrutándolos al máximo sin ninguna otra preocupación que pasártelo bien y temeroso de que se acerque septiembre… Cuando empiezas la universidad (y aún no has empezado a trabajar) ves como estos tres meses se reducen prácticamente a la mitad cuando te das cuenta de que allá por agosto tienes que empezar a estudiar para esas asignaturas que te han quedado durante el curso. Sí, te lo tomas de otra manera, pero ya no tienes el “superverano” que tenías antes de esto. Quizás, el primer año de carrera no, pero ya el segundo o el tercero te empiezas a plantear el trabajar en verano (en mi caso fue desde el primer año de carrera). Desde ese momento ya sabes que vas a sacrificar tu verano por ese dinerito extra que durante el invierno te viene de maravilla. Ahora te toca cambiar totalmente el “chip” para ver el verano de otra manera diferente. Y ya ni que decir si eres de los pocos “privilegiados” que consiguen un trabajo indefinido en los que tienes que compaginar estudiar con trabajar… ese es mi caso hoy día y he aquí como veo yo ahora las ansiadas vacaciones de verano…

Para mi, las vacaciones de verano y todo lo que conlleva es un momento de descanso físico y sobre todo mental. Hasta este verano no me había dado cuenta de lo que necesitaba unas vacaciones quizás por el hecho de que siempre he estado haciendo solo una cosa: estudiar o trabajar. No obstante, este año, las necesitaba más que nunca. Necesitaba tener la sensación en el cuerpo de no tener que hacer absolutamente nada y de que todo lo que hago en este período de tiempo sea por placer, no por obligación. En mi opinión, creo que unas vacaciones dadas estas circunstancias, se aprecian más que teniendo tres meses libres. Ya que esperar aprovecharlas al máximo haciendo miles de planes, todos aquellos que no has podido hacer durante el resto del año. Seguro que hay muchas personas que saben perfectamente a lo que me refiero porque seguro que están en mi misma situación y que al igual que en mi caso, piensan que no valoramos el tiempo de descanso hasta que de verdad te hace falta.

Por todo ello, y por que parece que en nuestras vacaciones el tiempo pasa más deprisa: “A relajarse y a disfrutar de nuestro merecido tiempo de descanso”.

Anuncios

2 comentarios en “Summertime!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s