Al fin he hecho paz con el pasado…

pasadoSi os soy sincera, para hoy no tenía preparada esta entrada (ni mucho menos), pero acontecimientos que me han sucedido en los tres últimos días requieren un huequito especial en mi blog.

Hace aproximadamente tres años, acabé una historia con una persona especial de mala forma y a medias. Esto fue debido a que yo hice las cosas mal desde el principio dejándome llevar por personas que no valían la pena (que, gracias a Dios, ya no están en mi vida). No quiero echar las culpas a estas otras personas del cómo hice las cosas en aquel momento, pero quizás sí me dejé influenciar. En definitiva, la culpable del cómo acabó de mal esa historia era mía y solo mía.

Desde entonces, siempre he tenido una pequeña espinita dentro de mi ya que con esa persona especial había compartido grandes cosas y me parecía muy triste que por cosa mía la historia hubiese acabado tan mal.

Ya en alguna ocasión me dije a mi misma y a algún amigo común que me encantaría sentarme un día con esta persona especial y arreglar las cosa… si no era esto, al menos hablar. Sabía que necesitaba esto para poder encontrar ese resquicio de paz interior que me faltaba.

El pasado lunes, día 26 de agosto, por la noche recibí un mensaje a través de whatsapp de esta persona. He de reconocer que me puse bastante nerviosa puesto que hacía tres años que no hablábamos y no sabía qué intenciones podría tener con ello. Me preguntó que qué tal estaba y que qué era de mi vida… Después de esto estuvimos cerca de una hora hablando como si no hubiese pasado el tiempo. Estuvimos hablando cómo siempre lo habíamos hecho.

Al finalizar la conversación, me comentó que iba a quedar con mi hermana a tomar algo el miércoles (osease, ayer día 28 de agosto) y que si me quería acercar con ella para echarnos unas risas los tres. Finalmente no puede ir porque había quedado y porque quizás tenía algo de miedo por las represalias que pudiese tomar contra mi, aún habiendo pasado tres años.

Pero el destino es caprichoso y yo al final no me encontré con ganas de ir a dónde había quedado, por lo que me quedé en casa. Estando en casa hacía ya un rato, me escribió mi hermana y me dijo que por qué no me bajaba un rato con ellos, que nada había cambiado… Así que me armé de valor y finalmente bajé a reencontrarme con esa persona con la que tan mal había acabado y que hacía tres años que no veía.

Era cierto, nada había cambiado. Esta persona estaba igual y nos encontramos allí, hablando los tres como lo solíamos hacer tiempo atrás. Nos contábamos batallitas mientras tomábamos un refresco y picábamos lo que nos habían puesto de aperitivo. Parecía que nada había pasado entre nosotros y que aquella historia que tuvimos acabó como una horrible pesadilla en aquel momento para despertarnos en el día de ayer.

Nos despedimos. Mi hermana y yo llegamos a casa y no pude evitar decirla que tenía una extraña sensación… y ella, sabiamente me preguntó: ¿No tienes la sensación de que algo que dejaste mal en el pasado, al fin se ha acabado solucionando? Y es verdad, ahora siento que he hecho paz con mi pasado y que el tiempo, finalmente, ha puesto esta historia en su lugar.

Anuncios

2 comentarios en “Al fin he hecho paz con el pasado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s