Permitid que me pierda entre vuestras páginas…

Un montón de felicidadPuede que haya gente que no me entienda… que piense que mis pasiones a veces me hacen rozar la locura… y es cierto. Es cierto que a lo largo de mi vida he tenido grandes pasiones pero sin lugar a dudas, la que más destaca por encima de todas es mi pasión por la lectura.

Dentro de mi afán por leer, reconozco que tengo diferentes estados:

  • Partimos de la base de que siempre tengo un libro empezado. Que me guste o no, eso es otra cosa, pero siempre tengo uno empezado.
  • También hay ocasiones en las que estoy en “latencia lectora”. Forma suave de mencionar las temporadas que, por causas de fuerza mayor, no puedo leer. Estas causas suelen ser exámenes, lecturas obligatorias…
  • Y luego están los momento en los que estoy leyendo un libro que me absorbe de tal manera que convierto a ese libro en mi día a día.

A este último estado quería dedicar este post.

Hace ya unos años, allá cuando rondaba los 11 o 12 años, descubrí unos libros que me hicieron vivir en otros mundos. Me hacían desconectar y me sentía parte de ese mundo. Esos libros eran los libros de Harry Potter. Resulta increíble como de la nada la autora puede crear un mundo nuevo y cómo incluso, aprendías conceptos, hechos, nombres… que de una manera u otra intentabas relacionar con tu día a día para intentar acercarte aunque fuera un poquito a ese fantástico mundo paralelo que estaba escondido entre las páginas del libro…

Como es de imaginar, esta etapa es pasajera y más cuando pasa el tiempo, tienes nuevas preocupaciones, más responsabilidades, menos tiempo libre… Recuerdas esos días de ilusión con cariño pero sobre todo con la melancolía y el sentimiento de haber leído un libro que de verdad te había llenado. Pero tu vida es larga y sigues leyendo libros… y en el momento menos pensado te topas con otro de esos libros que te hace sentir todos esos sentimientos de nuevo. Ahora ves las cosas de otra manera porque ya eres una persona adulta pero es agradable tener esa sensación en el cuerpo: la de desear tener un huequito libre para poder leer ese libro, la de sentirte parte de ese mundo… Últimamente, esta sensación me ha sucedido con la trilogía de “Los Juegos del Hambre” (escribí una crítica y una reflexión acerca de estos libros aquí) y me alegro muchísimo de haber vuelto a toparme con esta sensación porque de verdad, quien sea lector asiduo como yo, sabrá a qué sensación me refiero : ) Es más, es una sensación de no ser capaz de empezar un nuevo libro porque aún vives en el mundo del último libro que leíste…

No obstante y a pesar de esta placentera sensación, decir que de vez en cuando es bueno “escapar” de la realidad, de la rutina… Dejar volar la imaginación y divagar por las letras de un buen libro, formar parte de sus historias… Porque está muy bien dejarse llevar por esas fantásticas historias relatadas entre sus páginas, pero no hay que olvidar dejar un pie en la tierra, anclado a la realidad…

Anuncios

2 comentarios en “Permitid que me pierda entre vuestras páginas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s