1984 [libro + reflexión]

1984Hace cosa de un par de meses, supe que un buen amigo mío se estaba leyendo un libro que se llama “1984”. Entonces no le dí importancia. Un libro más y ya está. Lo curioso es que después de saber que él se estaba leyendo este libro, me empecé a topar sin quererlo con publicaciones que hablaban de este libro, gente que se lo había leído… y creo profundamente que cuando de la nada, un libro aparece en tu vida y lo ves por todas parte, te está mandando una señal para que le prestes atención y lo leas…

1984 es una novela política de ficción distópica, escrita por George Orwell en el año 1948. En ella, Orwell presenta un Londres del futuro en el que una dictadura totalitaria interfiere hasta tal punto en la vida privada de los ciudadanos que resulta imposible escapar de su control. Aparece por primera vez el concepto del omnipresente Gran Hermano. Winston Smith es un peón de este engranaje perverso y su cometido es reescribir la historia para adaptarla a lo que el Partido considera a versión “oficial” de los hechos. Llegado un momento, Winston empieza a replantearse la verdad del sistema que los gobierna e intenta evadir por todos los medios la vigilancia del Gran Hermano, incluso encuentra el amor de una joven rebelde llamada Julia, también desengañada del sistema político.

~~ Mi reflexión ~~

Sin lugar a dudas, aunque la publicación de este libro se hizo ya hace bastantes años, uno no queda indiferente ante lo que en él se describe. Uno tiende inevitablemente a hacer ciertas comparaciones con la sociedad en la que vivimos hoy día…

En uno de los capítulos del libro (capítulo IV en adelante) cuenta cómo el protagonista del libro, Winston, trabaja en el Ministerio de la Verdad en el departamento de Registro. Sus labores en dicho departamento el “rectificar” el pasado para que se adecúe a todo lo que el Partido está haciendo en el presente y en el futuro. Es decir, se encarga de modificar revistas, periódicos, libros, noticias, etc. escritas en el pasado para que coincida con predicciones y hechos que está haciendo el Partido en el presente o que hará en el futuro. Cuando uno lee líneas como estas, no puede evitar pensar en cómo en la sociedad en la que ahora vivimos ciertas “personalidades” intentan tergiversar sus palabras o hechos del pasado para que se parezcan a lo que están haciendo o diciendo ahora con el fin de que los ciudadanos de a pie pensemos que lo están haciendo bien y que siempre han ido en la dirección correcta. Cómo dato curioso quiero destacar que esta práctica era habitual en la Unión Soviética además de las constantes mentiras sobre la propaganda de guerra.

También hay una idea a lo largo de todo el libro que no puedo evitar comparar con ciertos momentos que se viven en la sociedad actual. En el libro habla de un colectivo, los “proles”, que el Partido les hace creer que son minoritarios y por lo tanto no se les debe tener en cuenta. Tratan a los “proles” cómo animales (de hecho hay un pasaje del libro que dice “los proles y los animales son los únicos que deben estar libres”) cuando realmente son personas ajenas al Partido a los que no se les tiene tan controlados… a cambio de esto, les dan menos raciones de comida, viven en peores condiciones (si la puede haber aún peor que lo que relata el libro a nivel general) y de vez en cuando “desaparece” algún prole sin causa justificada. Winston, en una de sus divagaciones comenta en que los “proles” representan el 85% de la población del país… y que si ellos lo supieran y unieran todas sus fuerzas, podrían echar abajo el régimen dictatorial y oprensivo del Partido. Esto me hace pensar en la sociedad actual. Si la cantidad de personas que estamos en contra de lo que el gobierno está haciendo con algunas de sus políticas (no quiero hablar ni de derechas ni de izquierdas, pienso que todos son iguales) nos uniéramos TODOS, seguro que podríamos hacer grandes cosas por cambiar el rumbo que están tomando algunas políticas. La mayoría deberíamos tener el poder y decidir en nombre del pueblo, no que lo hagan personas que solo quieren ahogarnos aún más en la miseria…

En definitiva, 1984 nos muestra una sociedad que si la analizados con detenimiento, no podemos evitar ver ciertas semejanzas con la sociedad actual y el rumbo que están tomando ciertas directrices impuestas por los “Partidos” que nos gobiernan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s