¿Dónde está el 2013?

imagenes-feliz-ano-2014-letras-de-la-feliz-año-nuevo-32024596Me siento hoy, día 31 de diciembre de 2013, en mi escritorio a escribir esta entrada… Me siento con la sensación de que este año ha pasado tan sumamente rápido que apenas me he dado cuenta de ello. Parece que fue ayer cuando me estaba preparando para celebrar la Nochevieja o cuando me propuse escribir un post con mis reflexiones sobre el año 2012… y aquí estoy, sumida en la sensación de que este año se me ha pasado como una exhalación…

Siempre me gusta hacer balance de lo acontecido durante el año que dejo atrás, ver las cosas buenas y las cosas malas y aprender de todos y cada uno de los momentos que he vivido durante estos 365 días.

Este año, cómo he empezado al inicio de este post, se me ha pasado muy rápido. Apenas tengo constancia de que hayan pasado nada más y nada menos que 12 meses con sus 365 días… ¿el motivo? Pues me imagino que porque no he parado en todo el año. No es el primer año que compagino estudios con trabajo, pero este año he tenido la sensación más que nunca de que me ha faltado tiempo: mi rutina diaria ha sido ir por la mañana a trabajar y salir corriendo, comer en el tren y por la tarde a la universidad hasta las nueve de la noche… llegaba a casa sobre las diez menos cuarto y me ponía de nuevo a estudiar. Llegó un momento en el que apenas tenía tiempo para mi hasta que me dije ¡basta! no podía seguir así porque me iba a volver loca. Me apunté al gimnasio he hice de él mi momento de desconexión, el momento para mi.

Puedo encontrarme en un día cómo hoy con la sensación de que no he aprovechado cómo es debido el año. A decir verdad, no he salido mucho este año pero si no lo he hecho ha sido por la idea de adelantar todo lo posible mis estudios para acabar este año que empieza. Sí, se me están haciendo eternos estos años en la universidad y ahora de verdad quiero acabarlos ya.

A pesar de lo rápido que ha pasado este año, no he podido evitar darme cuenta de lo que de un tiempo para acá vengo viendo y que ya he expresado en algunos de mis post: que las cosas más pequeñas, los pequeños detalles, son los más importantes. A veces no les damos importancia, pero finalmente, cuando los recuerdas con nostalgia son los que realmente te acaban sacando una gran sonrisa.

Este año también me ha demostrado el hecho de que el tiempo pone todo en su lugar, dándome la oportunidad de que una parte de mi pasado llegase hasta mi presente para que cerrase esa parte de mi vida que tal mal había dejado atrás en el tiempo. Estas ocasiones muy pocas veces pasan y cuando pasan, desde luego, no hay que desaprovecharlas, sobretodo cuando está juego el estar en paz con tu propio pasado.

No puedo dejar de mencionar tampoco el hecho de que en un momento dado de este año, un aparatito moderno, electrónico y ligero llamado “libro electrónico”, me devolviese a una de mis grandes pasiones: la lectura. Quizás latente en mi persona, pero jamás olvidada, esta gran pasión a vuelto a mi para quedarse de nuevo para siempre : )

Si hay una cosa a la que tengo que darle gracias a este año 2013 es por permitir que a día de hoy, 31 de diciembre, nos haya permitido a mi familia (mis padres, mi hermana y a mi) tener un trabajo o mantenerlo. Mi padre, después de 6 años en paro, por fin se encuentra trabajando; mi hermana, recién graduada, a encontrado trabajo a pesar de que las condiciones monetarias podrían ser un poco mejores; y mi madre y yo, todavía nos mantenemos con el trabajo que veníamos desempeñando. Y hago esta especial mención porque hoy día, con los tiempo que corre, tener un trabajo y más a la edad que tiene mi padre, es como si te hubiese tocado la lotería.

Por último mencionar que, a pesar de que he pintado este 2013 como un año no muy bueno para mi, he podido comprobar con mis propios ojos que, aunque desaparezca por causas de fuerza mayor por un tiempo, SIEMPRE hay personas que estarán ahí. No importa el tiempo que estés sin verlas o las pocas palabras que puedas dirigirlas por lo liada que estés, esas personas absolutamente siempre estarán ahí, esperándote con los brazos abiertos y lo que es más importante, apoyándote en todos tus proyectos, tus sueños y tus ilusiones.

Tengo un presentimiento muy bueno para este año que está a punto de empezar por lo que sin más, me despido hasta “el año que viene” y os deseo todo lo mejor para este próximo año 2014, en el que todas vuestras esperanzas, sueños e ilusiones se hagan realidad y sobre todo, por muy malas que sean las circunstancias, jamás dejéis de sonreir : )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s