Benalmádena (Málaga)

letreroHace un para de semanas, le comunicaron a mi chico que iba a poder disfrutar de unos días libres ahora, en el mes de julio. Como este año no hemos podido cuadrar las vacaciones, decidimos irnos tres días y así poder desconectar un poco de la rutina.

Ya habíamos hablado antes del destino que tomaríamos… Él siempre me hablaba de un sitio donde siempre había pasado sus vacaciones cuando era más joven. Un sitio que le traía muchos recuerdos… Un sitio que para él era muy especial… No hacía más que decirme cosas buenas de este sitio… Este sitio es Benalmádena.

Si os soy sincera, la idea que tenía de Benalmádena era del típico lugar de playa, calor sofocante y extranjeros por todos lados… Mi sorpresa fue mayúscula cuando vi que si, era el típico lugar de playa, pero era diferente…

Nos embarcamos en nuestro viaje el sábado, día 12, de madrugada. Decir que el viaje es quizás, un poco largo para 3 días ya que la distancia desde Madrid es aproximadamente 560 km. Aún sabiendo esto, ni cortos ni perezosos nos pusimos en marcha. El viaje lo hicimos tranquilamente, y a eso de las 10:30 de la mañana estábamos ya en Benalmádena.

Javi (así es como se llama mi chico, que aún no os lo había dicho jeje) ya me había avisado de que por las mañanas era normal encontrar un poco de niebla encima de la ciudad, en especial en la orilla de la playa, pero que a eso de las 11 de la mañana solía levantarse… Cuando llegamos, lo primero que vimos fue un banco de niebla profunda que no nos permitía ver con claridad todo lo que teníamos por delante. Pasaron un par de horas y la niebla no terminaba de irse, incluso Javi llegó a asustarse ya que no quería que la primera era vez que yo visitara Benalmádena me encontrase con ese tiempo… Pero finalmente el día acabó abriendo… y de qué manera lo hizo!

Lo primero que hicimos nada más llegar, fue ir al hotel que habíamos reservado. El hotel se llamaba Las Arenas 4* y de él os hablaré largo y tendido en otro post. Dejamos las maletas, nos pusimos los bañadores y nos fuimos a la playa. En la playa me llevé mi primera sorpresa. Cuando vi el tipo de arena de la playa no cabía del gozo! Llamadme rara si queréis, pero soy una persona a la que la arena fina de playa no le gusta… No me gusta la sensación de tener arena en los lugares más insospechados del cuerpo y menos aún la sensación de pegajoso de la arena con la sal del mar… Y ya el remate, no me gusta que cuando hace un poco de brisilla toda la arena fina se levante y te deje perdida y pringada… Pues bien, me encontré con una arena un poquito más gorda de lo habitual que no llegaba a ser desagradable por lo que para mi gusto era perfecta! La sensación de tumbarte en la hamaca y no estar pendiente de la arena voladora y de lo incómoda que es, no la cambio por nada 😀

DSCN1826

Playa de Benalmádena (vistas desde el hotel)

La tarde-noche del primer día fuimos a dar un paseo por el paseo marítimo de Benalmádena… y ahí me llevé mi segunda sorpresa… El paseo marítimo no era como los paseos marítimos típicos de de todas las playas: una acera ancha a ras de la playa y lleno de chiringuitos playeros. No, este paseo marítimo estaba un poco por encima de la playa, es estrecho y los chiringuitos con los olores malagueños inundan todos los rincones del paseo. Es muy agradable ir andando por el paseo y ver cómo cocinan los platos típicos de la tierra: coquinas, adobo, conchas finas, espetos… comidas muy típicas de allí y que he tenido el placer de poder probar en estos días. Obviamente, nos sentamos en uno de estos chiringuitos playeros a disfrutar de estos “manjares” mientras que nos empapábamos bien del ambiente malagueño.

paseo maritimo benalmadena

Paseo marítimo de Benalmádena

Conchas finas Coquinas
 espetos-3  DSC_0439

De arriba a abajo y de izquierda a derecha: coquinas, conchas finas, espetos de sardinas y adobo

Cuando finalizamos de cenar, fuimos dando un paseo por el paseo marítimo hasta el puerto deportivo de Benalmádena. Cuál fue mi sorpresa cuando me encontré un puerto precioso, rodeado de una edificios con una particular arquitectura y todos de color blanco. Nosotros, al visitarlo por la noche, lo podimos ver todo iluminado y, la verdad, fue un verdadero espectáculo de luces y colores que le daban al sitio un ambiente mágico. En unos días publicaré también una entrada solo para el puerto deportivo de Benalmádena por que es un sitio que lo merece.

benalmadena

Puerto Deportivo de Benalmádena

Después de visitar el puerto deportivo, fuimos a tomar algo a un… ¿cómo lo podría definir? Un “chiringuito-pub” chill-out que había en la playa justo delante de nuestro hotel. El sitio se llama Maracas Beach Bil Bil y pudimos disfrutar de una piña colada, un mojito de fresa y una cachimba de fresa con menta a lado de la playa, con una luna en lo alto del cielo que iluminaba todo el mar.

DSC_0054

Maracas Beach Bil Bil

El día siguiente, por la mañana y por la tarde estuvimos disfrutando de un perfecto día de sol y playa. Cuando estaba cayendo el sol, nos subimos a la habitación del hotel a arreglarnos ya que íbamos a ir a Torremolinos a cenar a Casa Juan, un restaurante del que solo oía cosas buenas por boca de mi chico… y no fue para menos! Cómo cenamos esa noche! También, dentro de unos días escribiré un post acerca de este restaurante porque como empiece a hablar de ese sitio aquí, no acabo nunca este post jejeje

A parte de todo esto, decir que de lo mejor que tiene Málaga, son sus gentes. Son de lo más majo y simpático que he podido conocer a lo largo de mis viajes. Son personas abiertas, siempre con una sonrisa en la cara y es más, según íbamos bajando en coche hacía Málaga y hacíamos paradas en nuestro trayecto, íbamos viendo como el carácter de las personas iba cambiando.

Sin lugar a dudas, este viaje ha sido inolvidable. Primero porque ambos necesitábamos desconectar de la rutina de Madrid. Llevábamos unas semanas que entre cosas del trabajo y demás habíamos pasado unos días un poco malos y salir de Madrid para despejarnos y olvidarnos un poco del día a día era lo que necesitábamos. Segundo, porque no hay cosa que me guste más que conocer sitios nuevos. Y tercero, porque de siempre he sabido lo especial que este sitio es para mi chico por lo que el hecho de que quisiera compartirlo conmigo es señal  del rumbo que está llevando nuestra historia : )

Anuncios

8 comentarios en “Benalmádena (Málaga)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s