Alojamientos El Páramo*** (San Vicente de la Barquera, Cantabria)

En nuestra escapada a Cantabria, mi hermana y yo nos alojamos en San Vicente de la Barquera, en los Alojamientos El Páramo***. Encontré la oferta de estos alojamientos en la página de Booking y me pareció muy atractiva: dos noche, dos personas con el alojamiento y el desayuno por 90€. No obstante, lo que culminó que nos decidieramos por este alojamiento fueron las fotografías del lugar que, sin duda, mejora mucho al verlo in situ.

image

Los Alojamientos El Páramo*** se sitúan en lo alto de una especie de colina en San Vicente de la Barquera, lugar estratégico desde donde se puede ver gran parte de la ciudad y disfrutar de unas vistas inmejorables.

Cuando llegamos, la dueña del alojamiento nos estaba esperando ya que la entrada era hasta las 20:30 de la tarde y dos días antes le habíamos llamado para decirle que llegaríamos tarde.

Aparcamos el coche en el recinto. Decir que el aparcamiento dentro del recinto era gratuito, punto importante ya que hoy día en la mayoría de los sitios te cobran por tener aparcado el coche dentro de sus instalaciones. Después de hacer el correspondiente check-in, la dueña nos enseñó el alojamiento donde nos íbamos a hospedar. Era una casita baja, rústica, con el tejado de madera y, por lo tanto, el techo de dentro de la habitación también de madera. La decoración era muy sencilla pero también rústica. Teníamos un pequeño baño con ducha y televisión.

image

Junto con el alojamiento, teníamos también el desayuno. El desayuno era servido en un pequeño comedor que había en el recinto. Cuando llegamos la primera mañana, nos sentamos mi hermana y yo en una de las mesitas del comedor… No sabíamos como iba lo del desayuno!! A los dos minutos de estar sentadas, la dueña del sitio se asomó por una puertecita para ver cuanta gente había bajado a desayunar desde la última vez que se asomó. Y una vez visto esto, salió con una jarra de café y otra de leche para cada mesa. Además, tambien nos sirvió zumo de naranja y un pequeño platito con jamón de york, chopped y sobrasada. También nos trajo dos cestitos: uno con bolleria selecta (caracolas, corbatas -muy típicas en la zona-, pan de leche, magdalenas) y otro con pan recién horneado con mantequillas y mermelada. Decir que en los tiempos que corren, estamos acostumbrados a comer de buffet, pero de vez en cuando se agradece ser servidos en la mesa. Todo este desayuno acompañado de una música clásica de fondo y el entorno donde nos encontrábamos, hacían de la primera comida del día un momento de tranquilidad y perfecto para coger fuerzas para el resto de la jornada.

Sin lugar a dudas, este alojamiento es una gran opción a tener en cuenta si se va a viajar por esta zona por el enclave estratégico donde se situa, ya que no está dentro del tumulto de la ciudad; por la belleza del lugar, lo bien cuidado que lo tienen y sobre todo el trato recibido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s