Visita a Navacerrada, Puerto de Cotos y Rascafría (Madrid)

Rama de árbol nevado, Puerto de Navacerrada

Rama de árbol nevado, Puerto de Navacerrada

Me supongo que al igual que yo, muchos de los que me leéis tenéis semanas en las todo vuestro alrededor os agobia… Semanas en las que, desde el lunes te quedarías dormido hasta el viernes… Esas semanas duras en las que, por si fuera poco, apenas ves a esa persona tan especial, y por lo tanto se te hacen aún más cuesta arriba… Con esos sentimientos me encontraba yo la semana pasada cuando el jueves, mi chico me dio la grata alegría de que el lunes, día 10 de noviembre (día festivo en Madrid), iba a librar en el trabajo.

Rápidamente nos dispusimos a pensar un plan para el lunes y ambos lo tuvimos claro al instante: queríamos pasar el día en la sierra de Madrid. Ya lo habíamos hablado en otras ocasiones, que este invierno subiríamos algún día a la sierra a disfrutar de un día invernal pero decidimos también ir este lunes a desconectar y a tomar fotos para comparar la estampa otoñal con la estampa invernal.

Cogimos el coche con rumbo el Puerto de Navacerrada y el Puerto de Cotos. Una de las cosas que más me gustan de viajar en coche es ir disfrutando del paisaje que la Naturaleza nos regala: los pinos característicos del clima que nos rodeaba, el verde otoñal mezclado con marrones, el olor a verde… Siempre disfrutando, no sólo del destino de nuestro viaje, sino también del viaje en sí.

Cuando culminamos la subida del Puerto de Navacerrada, cual fue nuestra sorpresa al ver que todo el paisaje estaba un poco nevado, lo suficiente para poder disfrutar de los árboles cubiertos de nieve, el frío y el blanco del paisaje. Una fina capa de nieve de, a lo sumo, tres centímetros, que nos hizo disfrutar de un día totalmente invernal. Abrigaditos con nuestros abrigos y nuestras bufandas dimos un paseo por la zona, hicimos fotografías…

Paisaje Puerto de Cotos

Paisaje Puerto de Cotos

La misma estampa invernal nos encontramos en el Puerto de Cotos. Además de seguir disfrutando de toda esa naturaleza blanca que nos rodeaba, en Cotos estuvimos en el único bar/restaurante de la zona: Venta Marcelino. Allí nos tomamos un reconfortante caldo con jerez que, aún siendo un poquito caro (2’5€, en vaso de caña), nos reconfortó el cuerpo y hizo entrar en calor.

Después de visitar Cotos y ya cercana la hora de la comida, pusimos rumbo a Rascafria. Rascafria es un pueblecito que podemos encontrar en medio de todo el paraje que vengo describiendo en este post y por lo tanto, con la belleza especial que tienen los pueblos de estos lugares. Nos dispusimos a buscar un sitio para comer ya que era bastante tarde y, la verdad, que no nos decidíamos. Encontramos los típicos “asadores” con fachadas de piedra, dinteles de madera… pero con los precios desorbitados. A si que ni cortos ni perezosos, buscamos en la página de TripAdvisor. TripAdvisor, por las recomendaciones, comentarios y puntuaciones de otros usuarios; nos recomendaba, el Restaurante Conchi, al cual otorgaron el “certificado de excelencia 2014”. Para ser sinceros, pasamos por la puerta de este restaurante y si, había gente, pero no es el típico restaurante que te llame la atención. Siguiendo la recomendación de TripAdvisor, entramos en el este restaurante. El lugar estaba lleno de gente y con motivo!! Nos acomodaron en una mesa en la terraza. En la terraza?? Sí. Tenían las típicas estufas para las terrazas al aire libre por lo que la temperatura era agradable. La camarera nos trajo la carta y a mi chico y a mi nos atrajeron las mismas cosas. Optamos por pedir dos entrantes y un plato principal para compartir. Detallo a continuación que comimos para que abráis un poco de boca : )

  • Croquetas caseras de boletus y queso picón (entrante). Una ración de cuatro croquetas enormes y caseras. Buenísimas.
  • Crèpes de morcilla con espinacas y piñones, todo ello cubierto con una salsita suave de queso (entrante).
  • Entrecot (plato principal). Inicialmente nos lo sirvieron poco hecho, pero pedimos que nos lo pasaran un poco más y nos lo dejaron entre “al punto” y muy hecho. La carne tierna y muy bien cocinado.
  • Milhojas de crema y nata (postre).
  • Tarta de queso con moras (postre).

Todo estaba delicioso con una calidad excepcional. Los ingredientes bien tratados, la mezcla de sabores increíble. Desde luego, si vuelvo a ir a Rascafría, apostaré por lo ya conocido que nos dejó sin palabras y volveremos allí.

Os dejo a continuación la dirección del lugar por si visitais este pueblo de la sierra madrileña y queréis hacer allí un alto en vuestro camino para comer:

Restaurante Conchi

C/Rosario, 23.

28740. Rascafría. Madrid.

Anuncios

2 comentarios en “Visita a Navacerrada, Puerto de Cotos y Rascafría (Madrid)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s