Carreras CorreCaminos 2015 (II)

Cartel IV 10k CorreCaminosHe de decir que desde que el año pasado, en 2014, corrí mi primera carrera CorreCaminos, he seguido su página de Facebook durante todo el año para ver todos los preparativos que iban haciendo cara a la carrera que se iba a correr en 2015… Y así fue cómo nuevamente nos apuntamos mi hermana y yo a la IV Carrera CorreCaminos, carrera 100% benéfica, ya que todo lo recaudado va a parar a la Asociación Nacional de Esclerosis Tuberosa.

Tengo que decir que este año se celebrara la carrera el día 7 de junio, el día de mi cumpleaños, por lo que con más ilusión incluso me animaba a correrla y nada mejor que en la compañía de mi hermana para participar en un evento de esta índole.

Por segundo año consecutivo, decidimos apuntarnos para correr la Legua Correcaminos (5’800 km) por dos motivos principalmente: mi hermana había estado lesionada un mes y medio y yo no había podido prepararme lo necesario para correr los 10 km que era la carrera principal.

Así que con estas perspectivas, la mañana del 7 de junio nos dispusimos a ir al barrio donde se celebrara la carrera. Este año fuimos en coche y aparcamos en un polígono industrial que hay al lado de la zona de la carrera. Como años anteriores, dispusieron para el uso de todos los corredores, unos autobuses lanzadera para llevarnos desde este polígono al lugar de salida de la carrera. He de decir que el camino se puede hacer perfectamente andando, pero también es verdad que hay que pasar por un puente con cierto tráfico ese día por lo que la opción más segura es coger este autobús lanzadera.

Lo que más me gusta, sin duda, de estos eventos es el ambiente deportivo-festivo que se respira: la gente riendo, calentando, todos con nuestros atuendos deportivos, nerviosos incluso… Ambiente que te contagia las ganas de que den ya el pistoletazo de salida para comenzar a correr.

Como el año anterior, la IV 10k CorreCaminos, comenzaba a las 9:30. Según los horarios publicados en las redes sociales, la Legua comenzaba 5 minutos después… Y decir que este fue uno de los pequeños fallos que hubo en la organización este año ya que comenzó a los 6’30 minutos después, momento en el que dieron el pistoletazo de salida y nos pilló a todos desprevenidos, sin esperarlo.

Reconozco que este año he notado que había entrenado menos. Este año el recorrido era a la inversa del año pasado y una cosa que eché muy en falta antes, fue la botella de agua que dan a los corredores en mitad de carrera. Se pusieron a repartirlas en el mismo punto que el año pasado, más o menos a los 2 km… Este año, precisamente por hacer el recorrido a la inversa, este punto de reparto de agua quedaba más o menos a los 4 km, para mi gusto demasiado entrada ya la carrera… Tanto que yo llegué con la boca seca, bebí un trago de agua y lo restante me lo eché encima de la cabeza porque no aguantaba más el calor. Un calor infernal también es el que hacía, motivo por el cual la gente ha comentado que el año que viene la carrera debería comenzar a las 8:30, un poco antes para aprovechar más el fresco de las horas tempranas.

El tiempo final en los que me hice los 5’800 km fueron 46.14 minutos, 3.20 minutos más que el año pasado. No me siento mal por ello, puesto que sé que no he podido entrenar tanto como el año pasado. Lo único que quería era acabar la carrera, objetivo que conseguí : ) De todos los corredores que corrimos la Legua, yo quedé la 264 de 312 y de mi categoría, la 57 de 78.

Este año, no obstante, he aprendido una gran lección de esta carrera y es que nada más acabar la carrera, uno no se puede parar en seco. Hay que caminar un poco. Es verdad que mi hermana y yo llegamos literalmente “muertas” a la meta y nos paramos en seco. En ese momento yo me mareé un poco y se me empezó a revolver el estómago. A mi hermana se le taponaron los oídos… Y fue empezar a caminar y se nos pasaron todos estos síntomas… Es por ello por lo que esta es una de las grandes lecciones que hemos aprendido de esta edición de la carrera.

Al igual que el año pasado, cuando acabó la carrera, a todos los corredores nos dieron una bolsa con avituallamiento. Y más tarde nos dieron un bocadillo y una cerveza. También se hizo entrega de 7.000 euros, correspondiente a lo recaudado en la carrera, para la Asociación Nacional de Esclerosis Tuberosa.

Nuevamente decir que la experiencia ha sido increíble. Me encantó comenzar mi día de cumpleaños corriendo en compañía de una de las personas más importantes de mi vida: mi hermana. La gente de la organización, se mostraron muy cercanos a todos los asistentes, a pesar de algunos contratiempos que surgieron y se les veía con ilusión y con muchas ganas.

Intuyo que el correr esta carrera se va a convertir en una tradición para mi hermana y para mi : )

Foto mia y de mi hermana, después de acabar la carrera

Foto mia y de mi hermana, después de acabar la carrera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s