Desde Peñíscola…

Ayer, día 2 de agosto, Javi y yo tomamos rumbo a nuestras deseadas vacaciones en la playa. Este año ha sido bastante duro en muchos aspectos, tanto para él como para mí, y particularmente en mi caso, nunca había tenido tantas ganas de desconectar de Madrid cómo este año.

Por todo ello, estos días nos disponemos a pasar nuestras primeras vacaciones juntos y a desconectar del día a día desde Peñíscola.

Ayer llegamos a esta ciudad costera de Castellón allá hacia las 12 de la mañana y buscamos nuestro apartamento, en el edificio Las Vegas (ya os hablaré de nuestro alojamiento dentro de unos días). No sé si a alguno os habrá pasado, pero a mí, es llegar a mi destino y me cambia totalmente el chip… Cuando me asomé a la terraza del apartamento y pude ver delante de mis ojos la inmensidad del mar, una sensación de paz y tranquilidad me inundó todo el cuerpo… Era como hacer realidad ese momento que tanto había estado esperando durante todo este largo año… Esa sensación de “preocupaciones cero” que te invade es tan grande que es totalmente indescriptible.

Vistas de frente desde nuestro apartamento

Vistas de frente desde nuestro apartamento

Vistas del Castillo de Peñíscola (Foto: Javi)

Vistas del Castillo de Peñíscola (Foto: Javi)

La tarde de ayer la pasamos de manera tranquila. Bajamos a la playa a eso de las 19:30 de la tarde y, aunque el sol ya estaba cayendo, la temperatura del mar y del ambiente era muy agradable.

Por la noche, a las 12 de la noche, pudimos disfrutar de unos preciosos fuegos artificiales que se llevaron a cabo en las inmediaciones del Castillo de Peñíscola. El dueño del apartamento nos comentó que la playa se llenaría de gente a esa hora ya que era un espectáculo digno de ver y la verdad, sus palabras se quedaron cortas al describir dichos fuegos. Nosotros decidimos ver los fuegos artificiales desde la terraza de nuestro apartamento… ¿qué mejor lugar que desde allí con las vistas que tenemos? El motivo de dichos fuegos artificiales era el inicio de el XX Festival Internacional de Música Antigua y Barroca, y por ello los fuegos artificiales iban acompañados de una música exquisita. No sé si conoceréis Peñíscola, pero sorprende mucho ver toda la zona de su característico castillo rodeado de fuegos artificiales que lo hacía mágico. Nos encantó verlos y fue una bienvenida preciosa a los 13 días de desconexión y tranquilidad que nos esperan.

A continuación os muestro unas fotografías de este espectáculo piromusical. Las fotos las he conseguido de la página de Facebook de Peñíscola:

Fuegos Artificiales

Hoy, me he despertado pronto… a las 8:15 ya estaba con los ojos como búhos!! Obviamente, a Javi no le he despertado… Si le llego a despertar me mata!! Jejeje Sí, seguro que os preguntáis que cómo es posible que me despierte tan pronto… La verdad, no lo sé. Pero lo que sé es que no hay mayor placer que despertarse uno por sí sólo, sin un despertador que te levante de un salto de la cama, aunque sea a las 8:15 de la mañana. Así que me he levantado, me he preparado un café con unas tostadas y me he puesto a leer un ratito. Después me he dispuesto a escribir esta entrada en el blog… Creo que estos ratitos por la mañana, hasta que Javi se despierte, van a ser mis ratitos para dedicarle tiempo a mi blog… : )

8:30 de la mañana, Peñíscola amaneciendo

8:30 de la mañana, Peñíscola amaneciendo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s