Descubriendo el Asador Escondido

Asador EscondidoHoy quiero hablaros, además de hacer una crítica gastronómica, de un lugar que hemos descubierto este fin de semana pasado.

Mi madre llevaba tiempo intendando juntarnos a los cinco para ir a comer por su cumpleaños, el día de la madre, mi graduación… Se nos habían juntado varios eventos a celebrar que queríamos festejar de una manera especial. Por el trabajo, no habíamos podido coincidir antes mis padres, mi hermana, Javi y yo; así que este fin de semana, aprovechando que mis padres están de vacaciones en el pueblo, tomamos rumbo a zona abulense para el sábado comer todos juntos.

Cuando uno se plantea comer en Ávila, lo primero que se le viene a la cabeza son tres palabras: “chuletón de Ávila”… plato típico que te ofrecen en mil restaurantes… Barajas las diferentes ofertas de restaurantes y es entonces cuando aparece una de las preguntas más típicas en estos casos ¿la relación calidad-precio será la adecuada?

En esta tesitura nos encontrábamos cuando mi hermana se acordó de un comentario que le hizo una amiga sobre un asador que había en Burgohondo, pueblo que está a unos 12km de San Juan del Molinillo, el pueblo de mi padre.

Cuando el nombre de un restaurante es Asador Escondido, no sabes hasta qué punto la situación del restaurante hace honor a su nombre. El Asador Escondido no es el típico restaurante que puedas encontrar yendo por la carretera con el coche. Como bien indica su nombre, está bien escondido ya que está al final de una calle sin salida. De esta manera, si vas al restaurante es por recomendación y sabiendo a lo que vas, no porque de repente te topes con él.

En la puerta del asador, antes de entrar al pequeño comedor, hay un cartel donde explican que allí se sirven platos sin grandes pretensiones pero de gran calidad, típicos de la zona. Además te indican que allí no se sirven ni copas, licores, chupitos… todo con el fin de degustar al 100% el producto que ofrecen.

La carta del asador era pequeña: 7-8 primeros/entrantes y 7-8 segundos. Nosotros optamos por pedir tres entrantes para compartir entre los cinco:

  • Patatas revolconas. Simplemente espectaculares. Servidas en plato de barro con el punto perfecto de pimentón y pequeños torreznos. Un plato humilde pero delicioso al paladar.
Patatas Revolconas del Asador Escondido

Patatas Revolconas del Asador Escondido

  • Ensalada para 4 personas. Una ensalada sencilla elaborada con tomates kumato de la zona muy picadito y cebolla también muy picadita. Aliñada con aceite de oliva, de fuerte sabor. Un festival de sabores para el gusto, con la esencia de los sabores de la zona.
  • Huevos escondidos. Patatas cortadas al estilo “paja” revueltos con huevo y con pequeños trozos de jamón. Es su plato estrella en entrantes. Una muy curiosa forma de mezclar los sabores de la patata, el huevo y el jamón.
Huevos Escondidos, el plato estrella

Huevos Escondidos, el plato estrella

Como segundo plato, pedimos tres lomos de ternera de Gredos y dos platos de magras de matanza a la brasa. Los lomos de ternera de Gredos estaban exquisitos. Pedimos la carne hecha al punto y se deshacía prácticamente en la boca de lo tierna que estaba. Las magras de matanza a la brasa, también eran una delicia para el paladar. Ambos platos estaban servidos sobre una tabla de madera y acompañados por patatas paja.

Lomo de ternera de Gredos

Lomo de ternera de Gredos

De postre pedimos tarta de queso y flan caseros. Una guinda perfecta para una comida sin igual.

A pesar de que la comida estaba de 10, creo que también es muy importante hacer una mención al trato recibido, el cual desde que entramos en el asador fue digno de admirar. Nos recibió el dueño del asador, Julio, y nos explicó el sistema que seguían en su restaurante además de informarnos de la forma de preparar y el origen de sus principales platos. Además, durante toda la comida, todos los camareros que servían en el comedor estuvieron pendientes de nosotros (y de los demás comensales) para que no nos faltase de nada y siempre, siempre, con una sonrisa en la boca.

La relación calidad-precio es correcta. Nos costó comer a las 5 personas que íbamos 122’50€, precio que volvería a pagar por la calidad, el cariño y esmero que pude saborear en cada uno de los bocados.

Tal y cómo reza el título de este post, el Asador Escondido es digno de ser descubierto. Trabajan gracias al boca a boca de las personas que quedamos maravillados con su cocina. Y es que no hay crítica mejor que la propia experiencia y esta experiencia poder compartirla con los nuestros : )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s