El desafiante mar…

Apenas quedan unas horas para despedirnos de la semana de vacaciones que hemos pasado en Benidorm… Para despedirnos, hemos bajado esta tarde a la playa con la idea de darnos el último chapuzón antes de volvernos a Madrid y cuál ha sido nuestra sorpresa cuando hemos visto ondear una enorme bandera roja en la orilla de la playa…

Como sabréis, con bandera roja el baño está prohibido totalmente, a si que por la seguridad de todos estaban los vigilantes de la playa sacando a todo el mundo que estuviese dentro del agua… Como no, nunca puede faltar el típico padre que desafía a los vigilantes y lo que es peor, al mismísimo mar, y osa meterse en el agua aún con la reprimenda que los vigilantes iban echando a todos los “irresponsables“… Desde luego, muchas veces son peores los padres que los propios hijos…

Con este panorama, me senté en mi toalla, me eché hacia atrás y me puse a observar el mar… Estuve pensando en mil cosas… Las olas rompían en la orilla con una fuerza sobrenatural lo que me hizo pensar en el poder inmenso que tiene la Naturaleza… Muchos son los que intentan desafiarla, pero sin lugar a dudas es ella la que tiene todas las papeletas de ganar y nosotros las de perder… Esas olas son por las que los vigilantes nos prohibían la entrada al mar ya que comentaban que nos podían engullir para adentro sin darnos apenas cuenta…

image

El sonido con el que acompañaban las olas al romper en la orilla, ya hacía notar que el mar no estaba como estos días atras, sino que estaba embravecido…

Muchas veces pienso que la Naturaleza nos hace estas muestras de su magnífico, y a la vez temible, poder para que nos demos cuenta de que por mucho que la raza humana quiera conquistar pequeños trozos de esta gran Naturaleza, siempre estará ella por encima de todos nosotros, con su fuerza y poder irrefutable… Haciéndonos saber que en cualquier momento puede “enfurecerse” y cualquier conquista humana dentro de su mundo natural, quede totalmente inservible…

Yo, particularmente, respeto mucho la Naturaleza y sé hasta que punto nosotros no somos nada a su lado. En este caso en concreto, le tengo mucho respeto al mar y a las consecuencias que puede traer el atreverse a entrar en sus turbulentas aguas…

Aún así, creo que nunca me dejará de sorprender magnificencia y la grandeza de la Naturaleza…

Atardecer en el Puerto de Benidorm [imagen]

image

Buenos días!! Sí, no entiendo ni el cómo ni el por qué estando de vacaciones me despierto a las 8:30 de la mañana… A si que aprovechando que ya me puedo considerar una “madrugadora nata” y que ya me quedan poquitos días de mis vacaciones en Benidorm, no quería dejar pasar la oportunidad para enseñaros una preciosa fotografía que eche ayer de su puerto al atardecer… Una imagen que, desde luego, es merecedora de cualquier postal…

Crónica nocturna sobre el mar…

image

Corre una ligera brisa en la 20a planta de los Apartamentos Benibeach de Benidorm…

Aprovecho esa brisa para acomodarme en una de las sillas de plástico que tenemos en el balcón, apoyar los pies en la barandilla y arroparme con una sábana… Creo que la sensación de estar arropado mientras corre esta brisa es una de las sensaciones que hay que sentir al menos una vez en la vida…

Intuyo que el cielo está despejado por la cantidad de estrellas que puedo ver desde mi “pequeño observatorio”… Que paz, que tranquilidad… Lo que venía persiguiendo desde Madrid… La desconexión, el olor a mar… Su sonido siempre presente que, en mis desvelos por la noche, me canta su particular nana para que me vuelva a quedar dormida…

Mis ojos intentan adivinar en la oscuridad el límite entre el cielo y el mar en este mismo momento y se me hace imposible… Tan oscuro e imperturbable aparentemente se extiende ante mi el gigantesco Mar Mediterráneo…

Escrito el 22 de agosto de 2014 a las 23:45 en Benidorm (Alicante)

Amaneciendo en Benidorm [imagen]

Amaneciendo en Benidorm

Hace casi dos años que hice esta fotografía y todavía me estremezco al ver lo perfecta que salió… sin querer, probando mi nueva cámara fotográfica hice una toma y me encontré con esta maravilla de fotografía. No puedo evitar sentir el verano en mi cuerpo cada vez que veo esta fotografía y, a día de hoy, pensar que en agosto me vuelvo a ver las caras con Benidorm, la ciudad causante de esta fotografía : )

Benidorm (Alicante – España)

Amaneciendo en BenidormComo ya he indicado en algún post anterior, hace unos días estuve de vacaciones en Benidorm. Por ello, quería dedicarle un post completo a contaros algunas cositas de esta ciudad.

Benidorm es una ciudad a pie de playa, como me supongo que ya sabréis, que pertenece a la provincia de Alicante. Esta bañada por dos playas: la Playa de Levante y la Playa de Poniente. Para mi gusto, la Playa de Poniente es mucho más buena que la de Levante, pero tiene la pega de que, para la gente joven esta un poco retirada de la zona para salir y demás.

Si algo caracteriza a Benidorm son la cantidad de hoteles que hay y los altos que son. Parece una pequeña Nueva York!! Esto es debido a que Benidorm fue uno de los primeros “asentamientos” turísticos que hubo aquí en España a raíz de los cuales el país se ha convertido en un sitio tan atractivo para los extranjeros.

Una de las principales actividades que se pueden hacer en la ciudad es caminar por sus paseos marítimos y llegar a la zona centro de la ciudad donde el bullicio de la gente y sus tiendas nos hacen pasar una tarde agradable. También, al lado del puerto de Benidorm podemos encontrar su precioso mirador desde donde podemos disfrutar de unas vistas impresionantes de ambas playas.

Si queremos salir por la noche, en la Playa de Levante encontramos toda la zona de marcha. Están las discotecas Penélope, KM, Richards… Las cuales están abiertas todos los días en veranos y los fines de semana en invierno ya que la afluencia de gente es menor. También, al lado de la Avd. del Mediterráneo, podemos podemos disfrutar de una zona de discotecas y pubs “muy inglés” al estilo británico y americano.

Benidorm también cuenta con uno de los cuatro parques temáticos que hay en España, Terra Mítica. Si visitas la ciudad es obligada la visita al parque temático. El parque está ambientado en 5 zonas: Egipto, Grecia, Roma, Iberia y las Islas. En cada zona podemos encontrar espectáculos, escenarios, restaurantes, atracciones y personajes acordes a la zona. Desde luego, no es un sitio donde te puedas aburrir ya que la diversión está garantizada.

Aquí os dejo el enlace del parque temático Terra Mítica por si queréis conocerle un poco más a fondo y la página del Ayuntamiento de Benidorm por si os interesa conocer algo más de la ciudad.

Gran Hotel Bali (Benidorm – Alicante)

Como ya comenté en uno de mis posts anteriores, hace unos días estuve de viaje en Benidorm. En esta ocasión, el motivo del post es dar mi opinión sobre el hotel donde nos alojamos.

El hotel donde nos alojamos es el Gran Hotel Bali (4*) y está situado en la Playa de Poniente dentro de Benidorm. Cabe destacar que es el hotel más alto de Europa con 186 metros de alto y un total de 43 plantas. Tengo que decir que nosotras tuvimos suerte ya que estuvimos en la 37ª planta y desde allí teníamos unas vistas espectaculares a la playa.

Nada más entrar al hotel, lo que más llama la atención es la gran recepción que tiene con vistas a las fabulosas piscinas que tiene el hotel. Dentro del hotel podemos encontrar 3 o 4 tiendas, discoteca, 2 salones para las comidas, un pub/bar para tomarte algo; así como un gimnasio, un spa, peluquería y demás servicios.

Nosotras fuímos con pensión completa y la verdad que quedamos muy satisfechas con el buffet que nos sirvieron. Había una gran variedad de comidas desde pescado, carnes, ensaladas, guisos, pastas… todos ellos cocinados de diferentes maneras para adecuarse a los gustos de todos los comensales. En cuanto al desayuno, también ofrecía una gran cantidad de productos: podías prepararte el típico desayuno “americano/inglés” (con su beicon, huevos fritos, etc.) hasta unos churros con chocolate; pasando obviamente por la bollería, cereales, frutas y zumos naturales.

Lo único malo que le veo a este hotel es la localización. Está justo en la punta de la Playa de Poniente y por lo tanto está un poco separado del centro de la ciudad, aunque se puede llegar perfectamente dando un paseo por el paseo marítimo. Para la gente joven, también está un poco alejado de la “zona de discotecas”. Aún así, nosotras llevábamos la idea de descansar y por la noche salir de fiesta, por lo que el hotel es ideal ya que se encuentra en una zona tranquila y luego por la noche nos movíamos en autobús para ir a la zona centro.

Aquí os dejo la página web del hotel por si queréis verlo más detenidamente http://www.granhotelbali.com