Ruta conociendo el “pasado oscuro” de Madrid

Ruta del misterio por MadridLa entrada que hoy os traigo es cortita… pero lo bueno si breve dos veces bueno! Os quiero contar una actividad que hice hace un par de sabados con mis amigos.

Hace unos meses descubrí la app Subasta de Ocio, un sitio donde subastaban, entre muchas otras cosas, planes de ocio. Viendo todas las pujas que ofrecían me tope con una cuyo plan era una ruta guiada por el Madrid antiguo contándonos leyendas, historias y misterios… Inicialmente, puje por el plan el cual era para dos personas, para ir mi hermana y yo. Pero finalmente,  se lo comenté también a mis amigos y se animaron también.

Tras intentar cuadrarnos las seis personas que ibamos, finalmente el pasado día 16 nos encontramos camino a la castiza Plaza de la Villa, en Madrid, para disfrutar de este plan tan diferente. Para poder ir este día, reservamos previamente con la empresa que organiza estos tours: Madrid Ghost Tour. Normalmente, los tours los hacen los viernes y los sábados en dos pases, a las 20:00 y a las 22:00. Nosotros nos unimos al grupo de las 22:00.

Una vez reunidos todos los asistentes al tour en el punto de encuentro en la Plaza de la Villa, comenzamos con la actividad. Alejandro, el guía, se presentó y nos guió desde el punto de inicio hasta el final, en la Plaza de Cibeles, por todas las calles de Madrid. Ibamos haciendo paradas en los puntos que tenían leyendas e historias de fantasmas o, remontandonos a tiempos memorables, hubiese pasado algún suceso un “tanto extraño” que destacar. Pasamos por lugares tan emblemáticos, con sus respectivas historias, como el Palacio Real, la Real Ópera, la Casa de las Siete Chimeneas…

La ruta duró 2 horas pero se nos pasaron volando! Conocimos muchas historias del “lado oscuro” de Madrid… cosa que nos permitió conocer otra cara del Madrid antiguo así como historias que de verdad te dejan los pelos de punta.

Sin duda alguna, un plan más que recomendable para pasar la tarde de sábado descubriendo una cara, para muchos desconocida, de la historia de Madrid.

Anuncios

Carrera Ponle Freno 2015, corriendo por una buena causa

El pasado día 28 de noviembre, tuvo lugar en Madrid la 7ª Carrera Ponle Freno. Desde hace 7 años hasta ahora, esta carrera se ha convertido en una cita obligatoria en Madrid para todos aquellos que quieren colaborar con una buena causa como es la investigación y acciones de apoyo a las víctimas de accidentes de tráfico.

Vista aérea de la 7ª Carrera Ponle Freno | Foto: Ponle Freno

Vista aérea de la 7ª Carrera Ponle Freno | Foto: Ponle Freno

Este año, puesto que en los últimos meses mi hermana y yo hemos estado muy activas deportivamente hablando, nos hemos animado y hemos sido dos personas más dentro de las 20.000 personas que han participado en este evento benéfico.

Como nuestro proyecto de ser unas buenas “runners” va poco a poco, nos hemos apuntado en la categoría 5k, pero para los más experimentados en el mundo del running podían apuntarse a una categoría superior que eran los 10k. También, habían una categoría para personas que corrían con handbikes.

Nuestro día comenzó a las 6:00 de la mañana cuando nos sonó el despertador para levantarnos. Después de un buen desayuno y equiparnos bien, salimos rumbo a la Plaza de Colón, en Madrid, lugar donde daría comienzo la carrera a las 9:00 h de la mañana. Llegamos sobre las 8:00 y después de dejar nuestras pertenencias en el guardarropas, nos dispusimos en la línea de salida para calentar un poco y esperar el ansiado pistoletazo que marcase el inicio de la carrera.

No sé que tienen estos eventos deportivos, que en cuanto aterrizas en ellos, el ambiente lúdico-deportivo te inunda… Y, como en la mayoría de los eventos, todos corriendo por una causa común.

A las 8:55 dieron el pistoletazo de salida para las personas que corrían con handbikes y cinco minutos después, dieron el pistoletazo para el resto de corredores.

Esta era mi cuarta carrera en la que participo desde que empecé a tomarme el deporte en serio y, como corredora principiante que me considero, se me puso la carne de gallina al verme corriendo a lo largo de un lugar tan emblemático como es el Paseo de la Castellana, en Madrid. Y ya no solo eso, sino fue el ver la marea azul de corredores a lo largo de todo el trayecto corriendo en esta ocasión por el proyecto Investigación clínica de terapia celular para la discapacidad neurológica del Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda.

El recorrido para los que corríamos los 5k iba desde la Plaza de Colón hasta la Plaza de San Juan de la Cruz. En este punto hicimos la glorieta y bajamos por el otro lado de la Castellana hasta Cibeles, para finalizar subiendo nuevamente hasta llegar a Colón.

Desde el principio hasta el final de la carrera, noté perfectamente como mi fondo ha mejorado en estos últimos meses. En la ultima carrera que disputé, no había podido entrenar lo suficiente y en esta he sido perfectamente consciente de lo que significa entrenar los meses previos y el ir teniendo cada vez mejor fondo. Reconozco que hubo pequeños tramos en los que tuve que ir andando, pero no más de 4 min en el total de tiempo que estuve corriendo. En cuanto a mis tiempo, estoy más que satisfecha: hice los 5k en 36:53 minutos.

Poco a poco voy superándome y la verdadera carrera y el verdadero rival que tengo siempre en estos eventos, soy yo misma. Siempre intento superar la marca anterior, experimento con mis posibilidades, con los ritmos… Con el fin en todo momento de irme conociendo más a mi misma y a mi cuerpo en este tipo de eventos : )

Mi hermana Lorena y yo, esperando la salida de la carrera

Mi hermana Lorena y yo, esperando la salida de la carrera

 

Al finalizar la carrera

Al finalizar la carrera

Carreras CorreCaminos 2015 (II)

Cartel IV 10k CorreCaminosHe de decir que desde que el año pasado, en 2014, corrí mi primera carrera CorreCaminos, he seguido su página de Facebook durante todo el año para ver todos los preparativos que iban haciendo cara a la carrera que se iba a correr en 2015… Y así fue cómo nuevamente nos apuntamos mi hermana y yo a la IV Carrera CorreCaminos, carrera 100% benéfica, ya que todo lo recaudado va a parar a la Asociación Nacional de Esclerosis Tuberosa.

Tengo que decir que este año se celebrara la carrera el día 7 de junio, el día de mi cumpleaños, por lo que con más ilusión incluso me animaba a correrla y nada mejor que en la compañía de mi hermana para participar en un evento de esta índole.

Por segundo año consecutivo, decidimos apuntarnos para correr la Legua Correcaminos (5’800 km) por dos motivos principalmente: mi hermana había estado lesionada un mes y medio y yo no había podido prepararme lo necesario para correr los 10 km que era la carrera principal.

Así que con estas perspectivas, la mañana del 7 de junio nos dispusimos a ir al barrio donde se celebrara la carrera. Este año fuimos en coche y aparcamos en un polígono industrial que hay al lado de la zona de la carrera. Como años anteriores, dispusieron para el uso de todos los corredores, unos autobuses lanzadera para llevarnos desde este polígono al lugar de salida de la carrera. He de decir que el camino se puede hacer perfectamente andando, pero también es verdad que hay que pasar por un puente con cierto tráfico ese día por lo que la opción más segura es coger este autobús lanzadera.

Lo que más me gusta, sin duda, de estos eventos es el ambiente deportivo-festivo que se respira: la gente riendo, calentando, todos con nuestros atuendos deportivos, nerviosos incluso… Ambiente que te contagia las ganas de que den ya el pistoletazo de salida para comenzar a correr.

Como el año anterior, la IV 10k CorreCaminos, comenzaba a las 9:30. Según los horarios publicados en las redes sociales, la Legua comenzaba 5 minutos después… Y decir que este fue uno de los pequeños fallos que hubo en la organización este año ya que comenzó a los 6’30 minutos después, momento en el que dieron el pistoletazo de salida y nos pilló a todos desprevenidos, sin esperarlo.

Reconozco que este año he notado que había entrenado menos. Este año el recorrido era a la inversa del año pasado y una cosa que eché muy en falta antes, fue la botella de agua que dan a los corredores en mitad de carrera. Se pusieron a repartirlas en el mismo punto que el año pasado, más o menos a los 2 km… Este año, precisamente por hacer el recorrido a la inversa, este punto de reparto de agua quedaba más o menos a los 4 km, para mi gusto demasiado entrada ya la carrera… Tanto que yo llegué con la boca seca, bebí un trago de agua y lo restante me lo eché encima de la cabeza porque no aguantaba más el calor. Un calor infernal también es el que hacía, motivo por el cual la gente ha comentado que el año que viene la carrera debería comenzar a las 8:30, un poco antes para aprovechar más el fresco de las horas tempranas.

El tiempo final en los que me hice los 5’800 km fueron 46.14 minutos, 3.20 minutos más que el año pasado. No me siento mal por ello, puesto que sé que no he podido entrenar tanto como el año pasado. Lo único que quería era acabar la carrera, objetivo que conseguí : ) De todos los corredores que corrimos la Legua, yo quedé la 264 de 312 y de mi categoría, la 57 de 78.

Este año, no obstante, he aprendido una gran lección de esta carrera y es que nada más acabar la carrera, uno no se puede parar en seco. Hay que caminar un poco. Es verdad que mi hermana y yo llegamos literalmente “muertas” a la meta y nos paramos en seco. En ese momento yo me mareé un poco y se me empezó a revolver el estómago. A mi hermana se le taponaron los oídos… Y fue empezar a caminar y se nos pasaron todos estos síntomas… Es por ello por lo que esta es una de las grandes lecciones que hemos aprendido de esta edición de la carrera.

Al igual que el año pasado, cuando acabó la carrera, a todos los corredores nos dieron una bolsa con avituallamiento. Y más tarde nos dieron un bocadillo y una cerveza. También se hizo entrega de 7.000 euros, correspondiente a lo recaudado en la carrera, para la Asociación Nacional de Esclerosis Tuberosa.

Nuevamente decir que la experiencia ha sido increíble. Me encantó comenzar mi día de cumpleaños corriendo en compañía de una de las personas más importantes de mi vida: mi hermana. La gente de la organización, se mostraron muy cercanos a todos los asistentes, a pesar de algunos contratiempos que surgieron y se les veía con ilusión y con muchas ganas.

Intuyo que el correr esta carrera se va a convertir en una tradición para mi hermana y para mi : )

Foto mia y de mi hermana, después de acabar la carrera

Foto mia y de mi hermana, después de acabar la carrera

Carrera del Jamón

Carrera del JamónEn mi afán de seguir creciendo muy poco a poco como deportista, este fin de semana me he apuntado a otra carrera. Nuevamente me he apuntado junto a mi hermana y en esta ocasión ha sido en Navarredondilla, el pueblo que hay junto al de mi padre que es San Juan del Molinillo.

La carrera era concretamente la III Edición de la Carrera del Jamón y lleva este nombre porque el primer premio para diferentes categorías era un jamón.

Al igual que en la carrera en la que participé a primeros de junio, mi finalidad en la carrera no era ganar, si no acabar la carrera.

La inscripción a la carrera eran 10€ para ayuda a la preparación del evento, para los premios, la bolsa de los corredores y el avituallamiento que daban al acabar la carrera. Además, con estos 10€ que son algo significativo, contribuimos a que en estos pueblos pequeños se organicen eventos como estos, los cuáles les dan mucha vida al pueblo.

A todos los corredores, antes de la carrera, nos dieron una mochilita con un bollo, una muñequera en la que se pueden guardar cosas, agua y la camiseta de la carrera.

Mi hermana y yo nos pusimos las camisetas y nos preparamos para dar comienzo a la carrera. Ya nos habían avisado que la carrera era un poco dura ya que transcurre por el pueblo en el cual hay bastantes cuestas y por caminos de tierra, en los cuales también hay bastantes cuestas; a si que teniendo en mente que la carrera no iba a ser fácil, comenzamos con la carrera.

Decir que en esta ocasión quedé la última de la carrera… no estoy triste por ello, ni mucho menos. Mi finalidad era acabar la carrera y así lo hice. Tenía detrás al coche escoba y eso me tranquilizaba por si me encontraba mal que, a decir verdad, hubo una ocasión que estuve a punto de desistir… pero me pudo mi amor propio y seguí con ello. Es cierto que el trazado de la carrera era muy duro pero aún así, lo acabé. Aunque llegué la última, estoy muy orgullosa de mi. Hice los 6 km de la carrera en unos 42 min aprox. por lo que estoy más que contenta.

Cuando finalicé la carrera, a la primera persona que vi fue a mi madre y me tiré a sus brazos. Era la primera vez que mi madre me veía correr y para mi fue un orgullo que me viese salir, que me viese como subía por esas cuestas insufribles y por supuesto, que me viese llegar a la meta.

Después de llegar a la meta, nos dieron refrescos a todos los corredores y fruta (platanos, sandía, melón, ciruelas, manzanas…).

A pesar de que ha sido una carrera dura, decir que ha sido la primera vez que la corro y que, sin duda, no será la última : )

Bolsa del Corredor, Carrera del Jamón

 

Bolsa del corredor que nos dieron a todos los participantes

 

Mi hermana y yo en la Carrera del Jamón

 

Mi hermana y yo al finalizar la carrera

Carreras CorreCaminos

descargaCuando comenzó el año, concretamente el día 7 de enero, escribí una entrada en el blog con “14 propósitos para 2014”, própositos que tengo muy presentes en mi día a día. Todos son propósitos muy reales y coherentes, pero había uno en especial al que tenía que hacer cara sí o sí…

Hace ya un año y cuatro meses que me apunté al gimnasio y, muy poquito a poco, mi condición física ha ido cambiando, sobre todo me noto que he cogido fondo. Esto se traduce básicamente en que haciendo ejercicios de cardio (carrera, bicicleta, etc) voy aguantando más : ) Viendo este avance en mi estado físico, decidí hace un par de meses apuntarme, junto con mi hermana, a una carrera que se celebraba en mi ciudad, Fuenlabrada.

La primera carrera que hemos corrido ha sido la III Carrera CorreCaminos, un evento que se celebró ayer día 1 de junio en el barrio de Fuenlabrada del Parque Miraflores. Era una carrera benéfica y todo lo recaudado iba a ser destinado a la Asociación Nacional de Esclerosis Tuberosa. Yo nunca había oído hablar de esta carrera y por lo visto, es el tercer año que se celebra. Inicialmente, era una sola carrera, la 10k CorreCaminos (10 km), pero a raíz de la buena aceptación que tuvo esta carrera, nacieron otras dos hermanas pequeñas: la Legua CorreCaminos (5’800 km) y la Mini CorreCaminos (para los niños pequeños). Al ser nuestra primera carrera, optamos por correr la Legua.

Cuando llegamos al barrio donde se celebraba la carrera, el ambiente deportivo se respiraba por todos lados: la gente estaba calentando, todos estábamos con nuestros atuendos deportivos preparados para empezar a correr en cuanto diesen el pistoletazo de salida, había música… A las 9:30 de la mañana comenzó la III 10k CorreCaminos y nada más comenzó, los que corríamos la Legua nos colocamos en la línea de salida ya que a las 9:45 daba comienzo nuestra carrera.

1959384_600901013341430_1985651497629425053_nHe de reconocer que estaba nerviosa y no iba, ni mucho menos, con idea de ganar. Mi objetivo era acabar la carrera y conseguir terminarla en no más de 50 minutos ya que en mis entrenamiento sobre llano, me hacía la distancia en unos 46 minutos.

Y dieron el pistoletazo de salida… Ese día hacía muchísimo viento y encima nos venía de cara. Siendo sincera, no llevaba ni 700 metros y pensé para mi misma que quién me había mandado apuntarme… Me costó mucho coger ritmo y encima se complicaba con el hecho del viento que nos estaba azotando… Pero pasados los 2 primeros kilómetros he de decir que empecé a coger ritmo y se me empezó a hacer más llevadero. Muchas veces he hablado con mi hermana de la famosa “barrera de los 20 minutos” y es verdad que a partir de llevar 20 minutos corriendo ya te ves capaz de correr cualquier distancia. Aguanté corriendo casi toda la carrera. Al final, lo que es caminar deprisa habré caminado unos 4 minutos en toda la carrera y ya por ello me siento muy orgullosa de mi.

El tiempo final que en los que me hice los 5,800 km fueron 42,54 minutos, más de tres minutos menos que la mejor marca en la que me había hecho la distancia en los entrenamientos, por lo que para mi eso ya era una gran victoria.

Cuando acabó la carrera, a todos los corredores nos dieron una bolsa con avituallamiento la cual tenía una botella de agua, una bebida isotónica para deportistas, un plátano y una naranja. Más tarde, nos convidaron a un bocadillo y a una cerveza.

Después de que todos los corredores llegaran a la línea de meta, procedieron a sortear varios premios con la ayuda de los patrocinadores y a la entrega de los trofeos para los ganadores de las categorías absolutas y de cada categoría. Decir que yo quedé la 122 de 153 corredores que participamos en la Legua y la 43 de 56 de mi categoría, senior femenina. Además de esto, se hizo entrega de un cheque de 7.000 euros, correspondiente a lo recaudado en la carrera, a la Asociación Nacional de Esclerosis Tuberosa; y se entregaron 1.500 euros  y 70 kg de fruta al comedor social la Casita de Fuenlabrada y 70 kg de fruta.

Decir que la experiencia de este día ha sido increíble. La organización de la carrera fue totalmente impecable y se notaba que se había trabajado mucho para que el evento se llevase a cabo sin ningún contratiempo.

Aunque me costó comenzar la carrera, ahora me siento muy orgullosa de haberla corrido y de ver que me puedo superar a mi misma. Con este pequeño reto que he superado, he cumplido uno de los propósitos más dudosos de mi “lista de propósitos” y sin duda alguna, es la primera carrera en la que participo y no será la única : )

10376193_280294572151027_5229727878962985845_n

Aquí os dejo una foto mía y de mi hermana al acabar la carrera

Recital de poesía: Marwan, Luis Ramiro y Diego Ojeda

Recital de poesíaNo puedo describir con palabras la sensación que tenía ayer sobre las 21:00…

Hace ya bastantes meses mi hermana me introdujo en las canciones y con ello, en la poesía, del cantautor Marwan… Su forma de escribir y de cómo dice lo que todos queremos decir con palabras simples, del día a día, me enamoró desde el primer día que le escuché, que le leí.

La semana pasada, leí en su twitter que ayer, día 3 de abril, iba a llevarse a cabo un recital de poesías en las que estaría Marwan y dos cantautores más que aún no conocía: Luis Ramiro y Diego Ojeda. Ya llevábamos un tiempo hablando de ir a uno de sus recitales de  poesía y que mejor ocasión que poder disfrutar de ellos que en Leganés.

El recital de poesía se realizó en una librería llamada La Libre del Barrio. El lugar era ideal ya que entrabas y lo primero que te encontrabas era la librería en sí. Si continuabas hasta el fondo, encontrabas una zona muy acojedora con mesitas, una pequeña barra y un pequeño escenario. Pude leer en carteles que allí hacían presentaciones de libros, recitales, debates, lecturas de libros… en definitiva, un lugar idóneo para dejarse llevar por la lectura y el placer de las palabras…

Y empezó el recital… A Marwan ya había tenido el gusto de escucharle y leerle pero a Luis Ramiro y a Diego Ojeda era la primera vez que les escuchaba. No me defraudaron ninguno de los tres… Escuchar como recitaban poesía, la pasión que ponían en cada una de sus palabras hicieron que más de una vez se me pusieran los pelos de punta… Cómo con palabras simples y sencillas se pueden decir tantas cosas, cómo conseguir que la palabra “follar” encaje a la perfección estando hilvanada entre sus versos… Al final del recital, también nos deleitaron con algunas de sus canciones, canciones que en más de una ocasión dejó entrever un pequeño brillo en mis ojos…

Después del recital, estuvieron firmando sus libros de poesías, hablando con nosotros y también aprovechamos para hacernos fotografías con ellos. Decir también que aproveché para comprar los libros de poesías de Luis Ramiro y de Diego Ojeda. El de Marwan ya le tenía… Teniendo la suerte también de que nos lo firmaran : )

Os dejo a continuación los títulos y de los libros de  los que están sacados las poesías del recital por si los queréis leer. Mi recomendación es que los leáis, no tienen desperdicio:

  • La triste historia de tu cuerpo sobre el mio. ~ Marwan
  • Te odio como nunca quise a nadie. ~ Luis Ramiro
  • A pesar de los aviones. ~ Diego Ojeda

altAkXRHZ-MWuF-ViCrnK8BEMx5aFxJSqYCjiDQJdmN8y-y

Fallas de Valencia

2014-03-17 15.37.31Hacía muchísimo que no escribía en el blog… Me faltan horas en el día y apenas no saco tiempo ni para mi… pero voy a intentar retomar un poquito el escribir ya que tengo muchas cosas que contar. Espero con toda mi alma que el tiempo me lo permita : D

Hace unos años, estuve yendo durante 3 o 4 años consecutivos a las Fallas de Valencia. Llevaba sin ir pues otros 3 o 4 años y este año nuevamente me he vuelto a encontrar allí, entre el ruido incesante de los petardos y los fuegos artificiales que caracteriza esta fiesta.

~~ Historia ~~

Las Fallas son unas fiestas con una arraigada tradición en la ciudad de Valencia y diferentes poblaciones de la Comunidad Valenciana. Oficialmente empiezan el último domingo de febrero y duran hasta el día 19 de marzo, festividad de San José. Esta festividad se ha convertido en un atractivo turístico muy importante ya que están catalogadas como fiesta de Interés Turístico Internacional.

El origen de esta fiesta se retoma a que en la víspera de San José se encendían hogueras para anunciar la festividad, recibiendo esa práctica ritual el nombre de falla.

La versión popular del origen de las fallas según el Marqués de Cruilles, fueron iniciadas por el gremio de carpinteros que quemaban en la víspera del día de su patrón, San José, en una hoguera purificadora, las virutas y trastos viejos sobrantes, haciendo limpieza de los talleres antes de entrar la primavera.

~~~~~~~~~~

Como os he dicho un poco más arriba, este año he vuelto a Valencia a disfrutar de estas fiestas y es que no tienen desperdicio. 2014-03-16 13.21.40

Nos encaminamos el sábado pasado  por la tarde, María, Tamara y yo en lo que fue un poco “locura” de fin de semana jejeje Llegamos a Valencia sobre las 11 de la noche y fuimos directamente a ver la mascletà nocturna que consistía en una gran castillo de fuegos artificiales. Nunca había visto unos fuegos artificiales tan increíbles como esos.

Después de los fuegos artificiales salimos de fiesta a disfrutar del ambiente fallero y acabamos la noche echándonos una cabezadita en el coche al lado del mar. Cuando nos despertamos, nos dimos el gustazo de desayunar en una cafetería con terraza en la playa… Que tranquilidad y que paz se podía respirar.

Al finalizar el desayuno, nos dispusimos a ir al centro para escuchar la mascletà de día. Basicamente, es disfrutar del ruido de los fuegos artificiales, ya que son de día. Al finalizar la mascletà, estuvimos visitando el centro de la ciudad con todas las fallas que allí nos encontramos. Nos dimos una caminata a andar : S

Lo que nos hubiese encantado ver es la cremà en el día de San José, que es el momento en el que queman todas las Fallas y es increíble verlo, pero en esta ocasión no ha podido ser…

Sin duda fueron 24 horas de locura pero que con buena compañía y con muchísimas ganas de conocer cosas todo es posible. No me lo pensaría dos veces si se me vuelve a dar la ocasión de volver a la Fallas.

285.0