Lo que el anuncio de la Lotería de Navidad 2015 y Justino me han hecho reflexionar sobre la Navidad

Reflexión sobre la NavidadSeguramente, a estas alturas, ya habréis visto el anuncio de este año de la Loteria de Navidad. Este año es Justino, un vigilante de seguridad de una fabrica de maniquíes, el que nos trae este anuncio tan navideño… Y es que parece que la Navidad, no es Navidad sin el anuncio de la Lotería…

Pues bien, a mi este anuncio me ha hecho reflexionar sobre el verdadero significado de la Navidad y la desvinculación actual que veo en este significado.

Hoy día, veo y siento que la palabra Navidad está directamente vinculada con el consumismo. Muchas son las personas que piensan en la Navidad y se agobian por el hecho de todas esas compras que tienen que hacer y todos los gastos que acarrean estas fiestas.

La Navidad ha desvirtuado su significado hacia connotaciones nada características con esta epoca y en muchas ocasiones olvidamos la esencia de estas fechas que, independientemente de la religión, significa mucho más que el consumismo al que se le relaciona.

La Navidad siempre ha estado unida a sentimientos de paz, armonía, alegría… Son momentos en los que parece que todos somos un poco más humanos o nos “invitan” a serlo… ¿Acaso no habría que ser humano durante todo el año? Nos invitan a ser solidarios, a colaborar en mil y una causas que durante estos días se acentúan… Lo que debería hacerse es concienciar a las personas, desde que se es pequeño, que el comportarse con humanidad es algo que hay que cosechar todos los días a lo largo de nuestra vida. Y no quiero decir ser solidario aportando económicamente a alguna causa, sino muchas veces, es una simple acción la que marca la diferencia.

Hay que incentivar esos sentimientos a lo largo de todo el año. Concienciarnos de que vivir en paz con nosotros mismos y con la persona que tenemos al lado es la forma sencilla de tener nuestra conciencia tranquila. Una época como la Navidad no debe ser el motivo por el que nuestro comportamiento cambie a mejor, sino que debe convertirse en nuestro modo de vida, algo natural que sembramos y cosechemos dia tras día.

Con esta pequeña reflexión no quiero criticar la forma de llevar cada uno la Navidad, cada uno es libre de hacer lo que quiera. Pero si quiero invitar a que reflexionemos con nosotros mismos y pensemos… ¿que significa para nosotros la Navidad? ¿de que manera diferente actuamos estos días con relación al resto del año? ¿y por qué estos días actuamos así y el resto del año nos comportamos de manera diferente?

Para finalizar esta pequeña reflexión, me gustaría dejaros el video que en estos días me ha hecho reflexionar, el video de Justino y su fábrica de maniquíes : )

Anuncios

DIY: Decoración de sobres navideños

Seguramente este post llegue un poco tarde ya que, espero, que todas vuestras postales navideñas ya estén en casa de los distintos destinatarios y si no lo están, que al menos estén en camino… No obstante, tampoco quería descubrirles a mis destinatarios la apariencia del sobre dónde ya su postal navideña, pero puesto que ya me consta de que mis postales ya han llegado a algunos de sus destinatarios, os cuento…

Este año quería que el sobre de las postales navideñas que iba a enviar fueran un poquito diferente… Quería usar washi tape, uno de los materiales del mundo del scrapbooking por excelencia y quería darle algún otro toque… Por ello, a finales de noviembre, me dispuse a buscar los materiales que me iban a servir para mi propósito y fui a dar con Papel Charol, la página online de una tienda cargada de materiales de scrapbooking. Compré algunos rollos de washi tape con motivos navideños y aproveché también para comprar unas pegatinas decorativas también con motivos de estos días… y a continuación os muestro el resultado ; )

Sobres de postales navideñas

¿Dónde está el 2013?

imagenes-feliz-ano-2014-letras-de-la-feliz-año-nuevo-32024596Me siento hoy, día 31 de diciembre de 2013, en mi escritorio a escribir esta entrada… Me siento con la sensación de que este año ha pasado tan sumamente rápido que apenas me he dado cuenta de ello. Parece que fue ayer cuando me estaba preparando para celebrar la Nochevieja o cuando me propuse escribir un post con mis reflexiones sobre el año 2012… y aquí estoy, sumida en la sensación de que este año se me ha pasado como una exhalación…

Siempre me gusta hacer balance de lo acontecido durante el año que dejo atrás, ver las cosas buenas y las cosas malas y aprender de todos y cada uno de los momentos que he vivido durante estos 365 días.

Este año, cómo he empezado al inicio de este post, se me ha pasado muy rápido. Apenas tengo constancia de que hayan pasado nada más y nada menos que 12 meses con sus 365 días… ¿el motivo? Pues me imagino que porque no he parado en todo el año. No es el primer año que compagino estudios con trabajo, pero este año he tenido la sensación más que nunca de que me ha faltado tiempo: mi rutina diaria ha sido ir por la mañana a trabajar y salir corriendo, comer en el tren y por la tarde a la universidad hasta las nueve de la noche… llegaba a casa sobre las diez menos cuarto y me ponía de nuevo a estudiar. Llegó un momento en el que apenas tenía tiempo para mi hasta que me dije ¡basta! no podía seguir así porque me iba a volver loca. Me apunté al gimnasio he hice de él mi momento de desconexión, el momento para mi.

Puedo encontrarme en un día cómo hoy con la sensación de que no he aprovechado cómo es debido el año. A decir verdad, no he salido mucho este año pero si no lo he hecho ha sido por la idea de adelantar todo lo posible mis estudios para acabar este año que empieza. Sí, se me están haciendo eternos estos años en la universidad y ahora de verdad quiero acabarlos ya.

A pesar de lo rápido que ha pasado este año, no he podido evitar darme cuenta de lo que de un tiempo para acá vengo viendo y que ya he expresado en algunos de mis post: que las cosas más pequeñas, los pequeños detalles, son los más importantes. A veces no les damos importancia, pero finalmente, cuando los recuerdas con nostalgia son los que realmente te acaban sacando una gran sonrisa.

Este año también me ha demostrado el hecho de que el tiempo pone todo en su lugar, dándome la oportunidad de que una parte de mi pasado llegase hasta mi presente para que cerrase esa parte de mi vida que tal mal había dejado atrás en el tiempo. Estas ocasiones muy pocas veces pasan y cuando pasan, desde luego, no hay que desaprovecharlas, sobretodo cuando está juego el estar en paz con tu propio pasado.

No puedo dejar de mencionar tampoco el hecho de que en un momento dado de este año, un aparatito moderno, electrónico y ligero llamado “libro electrónico”, me devolviese a una de mis grandes pasiones: la lectura. Quizás latente en mi persona, pero jamás olvidada, esta gran pasión a vuelto a mi para quedarse de nuevo para siempre : )

Si hay una cosa a la que tengo que darle gracias a este año 2013 es por permitir que a día de hoy, 31 de diciembre, nos haya permitido a mi familia (mis padres, mi hermana y a mi) tener un trabajo o mantenerlo. Mi padre, después de 6 años en paro, por fin se encuentra trabajando; mi hermana, recién graduada, a encontrado trabajo a pesar de que las condiciones monetarias podrían ser un poco mejores; y mi madre y yo, todavía nos mantenemos con el trabajo que veníamos desempeñando. Y hago esta especial mención porque hoy día, con los tiempo que corre, tener un trabajo y más a la edad que tiene mi padre, es como si te hubiese tocado la lotería.

Por último mencionar que, a pesar de que he pintado este 2013 como un año no muy bueno para mi, he podido comprobar con mis propios ojos que, aunque desaparezca por causas de fuerza mayor por un tiempo, SIEMPRE hay personas que estarán ahí. No importa el tiempo que estés sin verlas o las pocas palabras que puedas dirigirlas por lo liada que estés, esas personas absolutamente siempre estarán ahí, esperándote con los brazos abiertos y lo que es más importante, apoyándote en todos tus proyectos, tus sueños y tus ilusiones.

Tengo un presentimiento muy bueno para este año que está a punto de empezar por lo que sin más, me despido hasta “el año que viene” y os deseo todo lo mejor para este próximo año 2014, en el que todas vuestras esperanzas, sueños e ilusiones se hagan realidad y sobre todo, por muy malas que sean las circunstancias, jamás dejéis de sonreir : )

¡¡Feliz Navidad!! =)

feliz-navidad-2012-10323

Quiero desearos a todos los lectores de mi blog una muy Feliz Navidad en la que la felicidad y la alegría estén siempre presentes y en el que vuestros sueños e ilusiones se hagan realidad.

No olvidéis nunca que por muy malas que sean las circunstancias y por muy oscuro que esté el cielo en algunos momentos de nuestra vida, siempre hay que mirar hacia adelante porque, por muchas nubes oscuras que haya en nuestro cielo, siempre acaba saliendo el sol.

¡¡ FELIZ NAVIDAD !!

DIY: Postales navideñas de Mr. Wonderful

Seguro que a estas alturas que estamos del año, muchos de vosotros (al igual que yo jejeje) aún estamos pendientes de enviar las postales navideñas a nuestros seres queridos… Keep calm!! y seguid leyendo ; )

Antes que nada, quería hablaros de la tienda Mr. Wonderful… ya entendéreis por qué… Hace aproximadamente un año, leyendo los tweets de una amiga mía vi que hizo retweet a una de las publicaciones de un tal “Mr. Wonderful”. Me pareció curioso el nombre a sí que miré su perfil de Twitter. La sorpresa que me llevé fue mayúscula ya que me encontré en una tienda de cositas preciosas para decorar tus proyectos, para regalar… todo con una chispa de optimismo, felicidad y alegría que, sinceramente, te alegran el día : ) Desde entonces los sigo en Twitter y desde hace unas semanas también sigo su blog.

Fue en este blog cuando, hace un par de semana, publicaron unas postales navideñas preciosas, descargables, para mandarlas en Navidad. Además del descargable en sí, en la entrada del blog te proponen cómo decorar los sobre de una manera original con pegatinas y transferibles que ellos comercializan. El otro día estuve en una tienda Fnac buscando las pegatinas y los transferibles especiales de Navidad que tienen y por desgracia no los encontré. Aún así, he comprado unos bonitos sobres rojos que seguro que decoraré con algún dibujo navideño que se me ocurra.

A continuación os dejo un par de fotos de los descargables que me he impreso y, por supuesto, el enlace a su blog donde los podéis descargar.

Postales Mr.Wonderful descargables

¿Qué es el Black Friday?

Black-FridayBlack Friday… curioso término…

En alguna ocasión ya había escuchado este término. Sabía que tenía algo que ver con el tradicional día estadounidense de “Acción de Gracias” por lo que seguro que lo había escuchado en alguna película. Nunca me había parado a pensar en lo que significaba ese término… Aunque, sinceramente, el término de “Black Friday” (traducido al español es “Viernes Negro”) me daba de todo menos buenas sensaciones…

Ayer me encontré en varios medios de comunicación que muchas de las grandes superficies comerciales celebraba hoy el “Black Friday” por lo que ya me pudo la curiosidad y me puse a indagar sobre el significado de este día.

El Black Friday es el día en el que en Estados Unidos se inauguran las compras navideñas con significativas rebajas en muchas tiendas minoristas y grandes almacenes. Es el día después del Día de Acción de Gracias, el cuál se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre.

El término se originó en Filadelfia, donde se utilizaba para describir el denso tráfico de gente y de vehículos que abarrotaban las calles el día siguiente de Acción de Gracias. Más adelante, surgió una explicación alternativa, refiriéndose al término “negro” a las cuentas de los comercios que, pasan de números rojos a negros gracias a las compras que comienzan ese día. El Black Friday no es oficialmente un día festivo, pero muchos empresarios ven este día como un día festivo junto con el Día de Acción de Gracias, dándole el día libre a sus empleados, de hecho, incrementando el número total de potenciales compradores. Habitualmente, ha sido el día de mayor movimiento comercial de todo el año desde el 2005.

En mi opinión, la instauración de esta “fiesta” es una muestra más de la “americanización” que se está dando en los países de occidente, además de una clara excusa para invitar a consumir… y ¿qué mejor excusa que el pistoletazo de salida de las compras navideñas?

Madrid en Navidad

Puerta del Sol NavidadEn estas fechas tan señaladas como es la Navidad, es delito no acercarse a dar un paseo y disfrutar de todo lo que estos días nos tiene preparado una ciudad como Madrid. A mi siempre me ha gustado Madrid, perderme por sus calles, sus rincones, disfrutar de los diferentes artistas que podemos encontrar… Pero en estas fechas navideñas, especialmente me encanta el ambiente que se puede respirar allí.

Sin duda, la mejor manera de ir hasta Madrid en estas fechas es en transporte público. Un lugar tan céntrico como la famosa Puerta del Sol cuenta con una estación de Cercanías y de Metro que nos permite viajar sin las preocupaciones de tener que aparcar el coche. Cuando salimos a la superficie después de dejar el transporte público, como ya he indicado, nos encontramos con la emblemática Puerta del Sol y su reloj, por el cuál nos guiamos todos los españoles, el reloj que da las Campanadas de Fin de Año. También podemos encontrar ahí un enorme Árbol de Navidad que nos recuerda a todos en las fechas en las que estamos.

Si decidimos dar un paseo por cualquiera de las calles que salen de la Puerta del Sol, podemos encontrarnos con muchísimos artistas como pintores, músicos, magos… que en el afán de mostrar sus habilidades para ganarse unas monedas, amenizan a todos los transeúntes que por allí nos encontramos. Si continuamos nuestro paseo por la calle Preciados, podemos encontrarnos con el espectáculo dePlaza Mayor Madrid Cortylandia para el disfrute de los más pequeños. Dicho espectáculo ya es tradicional y lugar obligatorio de visitar si vamos a dar una vuelta por Madrid en estas fechas.

Después podemos continuar nuestros paseo hacia la famosa Plaza Mayor. Y poder disfrutar de los tradicionales puestos navideños donde poder comprar desde artículos para el Belén y para el Árbol de Navidad hasta pelucas y gorritos. Y obviamente, no podemos dejar la ciudad sin comernos un típico bocadillo de calamares en la calle mientras disfrutamos de todo el ambiente navideño que se puede respirar en sus calles.